martes, 27 de julio de 2010

¿Es real o sueño?

Hace unos meses El Maestro D. Francisco, padre de Conchi, me dijo: "En el verano iremos a conocerte" le creí y lo tomé como una promesa...
Todo cambió, por lo sucedido no se cumpliría, hubo camino de dolor y espinas, sin embargo la magia brotó e hizo que se cumpliera en parte esta promesa, que quedará grabada en la biblioteca de mis recuerdos y
en este cuaderno que habla de Conchi e Inma, promesa cumplida, paz, sueño, imperecedera, Lugo...; entre mis manos y antes de abrirlo, reflexiono y me pregunto: ¿es el relato de "Una historia real"? o simplemente... ¡es un sueño!...
Todo comenzó con una pregunta de Conchi: que iba a hacer el fin de semana y en dónde iba a estar, no me lo podía creer ¡iba a venir a Lugo!... comienza el hablar del viaje y el olvidarme de mis resultados, fue evadirme de mi angustia y esperar el encuentro, pero me preguntaba y le preguntaba si era verdad o simplemente era un sueño.
23 de Julio de 2010, visita al hospital y todo está bien, nueva cita para dentro de un año.
Día de nervios por una emoción incontrolada, iba a conocer "a la amiga", con retraso, cerca de las once de la noche pude abrazarla, también a su hija, la paz que me transmitieron todavía la conservo hoy y espero que sea compañera de una amistad imperecedera para toda nuestra vida.
Día 24, comenzamos el día caminando por el adarve de la Muralla, me costaba creer que era realidad lo que estaba sucediendo
Conchi es de esas personas que con sólo su presencia te relajan y hacen que la vida sea distinta, encuentra el momento justo para todo, da una amistad que parece que es de toda la vida y sobre todo no olvida a sus amig@s, paseando se acordó de tod@s l@s que formamos parte del grupo en torno a "Compartiendo Experiencias",
la visita a Lugo continuó, pero lo importante es que estábamos paseando juntas, al atardecer nos reunimos con Muxica y su marido, sentad@s en la Praza Maior seguíamos sin saber si estaba sucediendo o era un sueño...
Nos retiramos después de una noche divertida, la risa era la constante del momento, particularmente hacía mucho que no me reía tanto, una espléndida luna nos acompañaba y tod@s la inmortalizamos como recuerdo de este hermoso día.
Día 25. Un paseo por la orilla del Miño, Conchi había hecho un cuadro de este lugar, copiado por una foto, era justo que lo viera al natural, más recuerdos para tod@s, para todo lo que hicimos, para el viaje virtual, para ¿quién es quién?... y para seguir pensando si era real o un sueño lo que nos estaba sucediendo... y
"o es un montaje o es una realidad", pero aquí estamos las dos, foto hecha por mi nieto momentos antes de partir hacia Córdoba, momentos de gran emoción, sentíamos ya la ausencia de Conchi e Inma, dos grandísimas personas que supieron entrar en nuestras vidas con la fuerza de la amistad, de la paz, del cariño...,y de tantas cosas que dejaron grabadas en nuestros corazones.
La tarde del domingo la viví pensando en que la distancia entre nosotr@s cada vez era mayor, sin embargo cada minuto que pasaba la sentía más cerca...
Me gustaría saber escribir lo mucho que agradezco este gesto de Conchi, pienso que aunque lo supiera hacer nunca encontraría esas palabras que fueran fiel reflejo de lo que yo siento, por eso Conchi, copio "Gracias por todo".
Abrazos.

13 comentarios:

muxica dijo...

Como siempre tus post siempre están llenos de sensibilidad y describes como nadie los "momentos".
Fue muy bonito vernos; un buen regalo de esos que hace la vida, llenándonos de fuerza para continuar el camino.
Para mi conocer a Conchi e a Inma fue bueno, perooo.....No menos bueno fue, conocer a tus niñ@s.
También me hacía buena falta, una noche de risas como la que tuvimos. hacía meses, o años que no me reía tanto.
Doy gracias a la vida por esas horas que nos regaló haciéndonos sentir amig@s, como de siempre.
¡que lo podamos repetir más veces!
Biquiños míos y de mi socio.

Piedad dijo...

¡Ay Sabela, cómo me alegro de vuestro encuentro!
Cuando me llamó Conchi y me preguntó ¿A que no sabes dónde estoy?
Lo primero que se me ocurrió fue: ¡En Barcelona! Pero no, ¡Estaba en Lugo! Pero también me alegré mucho aunque yo no estuviera con vosotras. Y os imaginé paseando juntas y contemplando vuestro hermoso paisaje disfrutando del momento y riendo. Pero esta vez no era virtualmente, ni en nuestra plaza particular...¿Sabes una cosa? Me hubiera gustado poder volar y presentarme ante vosotras y abrazaros a todas juntas... Espero poder hacerlo algún día. Demomento me conformo con dejarte un abrazo através de la distancia...

DAISY dijo...

me alegro enormemente por varios motivos: por tu recuperación sabela y que dure, por ver a conchi tan animada después de lo sucedido y por el encuentro entre las tres. ¡Qué emoción! Abrazos

Conchi dijo...

Gracias por todo a vosotros, Sabela, a tu familia, a muxica y a su marido, y a ti que te desviviste por enseñarnos todo y por que lo pasáramos muy bien.
No tengo palabras. Estoy aún emocionada de leerte.
Un abrazo grande para todossssssss.
Conchi

galle dijo...

Sabela querida no nos trates tan bien en estos encuentros que al final terminaremos por hacer que nos adoptes y nos quedaremos contigo jajaja. Me alegro enormemente de tus resultados medicos y mas sabiendo que Conchi fué a visitarte y que disfrutasteis de lo lindo esas pocas horas, gracias por compartirlo. Bicos.

Anónimo dijo...

HOLA SABELA; E pasado a visitar su blog, siguiendo el consejo de Conchi, me a encantado poder leerlo y comprobar que si, la amistad puede existir a pesar de la distancia, me alegro por las dos por haber podido compartir esas horas de encuentro y hacer esos sueños realidad.
Comparto la alegría que supone pasar una revisión médica con éxito,enhorabuena.
Perdona Sabela, me llamo Rosa, hace poco que tuve la suerte de visitar el blog de Conchi, y me a fascinado seguirla.Un abrazo Rosa.

Isabel dijo...

Hace ya un buen rato que ando pegada a la pantalla, leyendo tu correo , viendo las fotos, leyendo a Conchi y por último a ti en tu blog.
Contentisima de que hasta el año que viene ya no tengas que pensar en el mareo de la revisión y con una sonrisa de oreja a oreja , imaginándoos a las dos , bueno a las tres y compañía.
En que buenísima hora se nos ocurrió poner en marcha estos chisme y empezar a curiosear , eso ha hecho que nos podemos juntar una s veces como más realismo que otras, pero siempre con ganas de dar lo mejor de nosotras.
Precioso Sabela , me alegro de que esos momentos hayan sido reales aunque parezcan un sueño

Blanca dijo...

Me alegro de la buena noticia de tus resultados médicos y de los buenos momentos que pasastéis junto a Conchi y su hija!!!!!!!!!!
Bss

Isabel dijo...

Volvía a releer.... Buenos días!!!

elimary dijo...

Qué bien, me gusta la alegría de tu post. Un abrazo desde el caluroso sur, (de Galicia). Quería decirte que intento retomar mi blog... A ver si ahora sí.
Un abrazo

Piedad dijo...

Sabela, vengo a dejarte un abrazo.

Chanel dijo...

Hola Guapa, Yo no sabia nada de este encuentro
Que ilusion y que bien por ambas que pudierais daros ese fuerte abrazo real!!
Me alegro muchisimooo
Un fuerte abrazo

Sandra dijo...

¡Hola, Sabela!

Siento no pasar más a menudo por aquí, pero hay tantas cosas que hacer en verano que al final siempre me dejo algo.
La entrada te ha quedado preciosa, se nota la emoción en cada línea. Me alegro mucho por vosotras.


Un abrazo,


Sandra