miércoles, 26 de enero de 2011

A orillas del río Miño

Acabo de dejar los pinceles, es lunes, más concretamente anteayer día 24, es mediodía, hay mucha luz, porque el cielo está completamente azul, mis pies me llevan hasta la orilla del río Miño, necesito ver y oír su correr, me gusta el agua..., bajando las escaleras te dije... ¿vienes?.
Ya se ve, en la zona de las "islas", el "caneiro" que cruza el río, buen sitio para satisfacer mi deseo.
"Los ríos más profundos corren con menos ruido." Quinto Curcio.
El río está más profundo de lo normal, sus aguas paran en el caneiro formando una presa y revierten sobre él, es un bello espectáculo y sólo se oye el caer del agua, quiero disfrutar del momento y del lugar..., me siento en el banco...
a mis pies mil filigranas se me ofrecen, el sol juega con la espuma, el silencio sólo es roto por la voz del agua, es un buen momento para sentir una gran paz...
Tenía que seguir, los buenos momentos siempre son cortos o parecen cortos, caminé río abajo, volví la vista atrás y pensé...
"Un río puede alcanzar su meta porque ha aprendido a sortear los obstáculos" (lo recogí de mi agenda, no cita autor).
Esta zona del río está formada por pequeñas islas que forman un paisaje especial y bonito.
Otro caneiro, el del Club Fluvial, cubierto también porque el río baja con mucho caudal, esto impide que continúe mi paseo y tengo que dar la vuelta.
Alzo la vista, la desnudez de los árboles es evidente, algunos conservan sus semillas y resultan atractivos también, sin embargo, ésta imagen me traslada
a esta otra bien distinta y que se puede contemplar en la época estival...
¿Te gustó el paseo?... Otro día será contemplar y pasear por distinto tramo del río... ¡Te espero!.
Abrazos.

15 comentarios:

rosa mis vivencias dijo...

A mi me ha encantado este bonito paseo, de tu mano me has guiado por un hermoso paisaje,lleno de vida y color, a pesar que los ríos me causan un gran respeto,espero el siguiente tramo para seguir contemplando su hermosura.
Un abrazo.
Rosa.

DRIADA dijo...

¡¡Me encantó el paseo! Unas imágenes bellisímas cada día encuentras más y más motivos para superarte. Preciosas , preciosas....
jajaja, r4ecibizo el aviso de Meiga Beliña, pero es que ando que no me llego.
Un abrazo y que no tardo

galle dijo...

Gracias Sabela por este grato paseo por un lugar que amo y que me trae muchos y gratos recuerdos, hoy especialmente necesitaba sentarme a la orilla del Miño y pensar, gracias por la cita muy apropiada para el dia que he tenido. Cuando llegué aquí estaba muy alterada pero leerte y ver ese paraje me ha relajado mucho. Espero que estes bien. Bicos.

loli dijo...

Seguro que fue un paseo tranquilo y relajante.Muy bonitas las fotos del río y preciosos y acertados los respectivos comentarios.
¡Ay! quién fuera río, para saber sortear y vencer los obstáculos...

Conchi dijo...

Sabela, qué paseo más bonito, relajante, lleno de paz y alegría. A mí ver el agua correr me alegra.
Las fotos son preciosas! La última me trae muy buenos recuerdos, lo sabes, justo en ese sitio nos hicimos una foto juntas! La segunda me encanta, esa luz, ese azul del cielo y del río...
Por supuesto que te acompañaré la próxima vez que salgas a pasear. Estaré ahí a tu lado. No me olvides, jeje.
Un abrazo muy grande y feliz fin de semana.
Conchi

Piedad dijo...

Bonito paseo que de tu mano he recorrido y hasta me parece oír el susurro del agua, llegando a ver la espuma sobre la presa... ¡Precioso! Espero hacer el siguiente paseo contigo y ver con tus palabras el hermoso paisaje...

Abrazos.

reser dijo...

Sabela, ¡que imágenes tan relajantes y a la vez tan expresivas. Este recorrido por el Miño tiene que ser una pasada. Tus fotos parecen que tienen vida y con el relato que haces parece que me encuentre en su orilla. Felicidades por poder de gozar tan hermoso paisaje.
Abrazos
Roser

Sabela dijo...

Claro que si Rosa, a los ríos si que es hay que tener respeto... ¡pero son tan hermosos...!.

Así me gusta Driada...que no tardes.

Cuanto me alegro Concha que este paseo te sentara bien, nos podemos hermanar pues para mi fue reparador.

Abrazos.

Sabela dijo...

Estoy contigo Loli, en todo lo que dices.

Conchi si, nosotras estuvimos paseando por estos lugares, antes de llegar al segundo caneiro son los mismos sitios que pateamos juntas, lo que pasa es que están distintos de julio a enero.

Cuento contigo Piedad para los próximos paseos, con tu sensibilidad tan especial serán inolvidables.

¡Hola Reser! yo no sé si es amor al Río Miño, pero lo cierto es que su recorrido es extraordinario, diferente y realmente bonito.

Abrazos.

Conchi dijo...

¿Dónde te metes??? A ver si con tanta caminata se te olvida el camino a la plaza!!!
Espero que estés bien. Esta tarde, viaje a Coruña, ¿no? ¡Buen viaje!
Un abrazo para tod@s
Conchi

Sabela dijo...

Fue una semana loca, loca, loca...y, por supuesto el camino hacía la plaza ya nunca lo olvidaré...
Abrazos.

Margarita dijo...

Precioso paseo, Sabela. A través de tus bonitas fotos y ese relato cargado de sensibilidad me ha parecido estar allí, acompañándote en el camino. Me gustan mucho las citas, ya sabes. Una entrada llena de sensibilidad y serenidad que sabes transmitir. Es curioso cómo cambia el aspecto de la naturaleza según sea la época del año, es así de generosa. Por eso digo que vivir cerca de ella es un regalo, cada día es distinto, tiene un paisaje distinto, una luz, etc. En la ciudad la fisonomía no cambia. Gracias por compartirlo.

Un beso,

Margarita

Sabela dijo...

Ya sabes Margarita, la próxima vez tienes que incluir a Lugo en el itinerario, será un placer pasear contigo y ver como le sacas rendimiento a tu extraordinaria máquina de fotos.
Abrazos.

manuela dijo...

Que paseo tán bonito y nos das a nosotros la oportunidad de compartirlo , me imagino un paseo relajante, hermoso y tránquilo , espero compartir muchos más, atráves de tu camara de fotos

El lunes nos veremos .Un fuerte abrazo

Sabela dijo...

Gracias Manuela por entrar y dejar tu huella.
Abrazos.