jueves, 29 de mayo de 2008

Mi afición a las flores

Como en mi anterior entrada hablé del Arte Floral y hoy acabo de poner en el espacio "Recordando" la foto de cuando yo tenía tres años con un ramo en la mano, es justo que diga lo que verdaderamente siento y es: ¡ que las flores me gustaron de toda la vida !, estoy convencida de que es un gen heredado de mi madre, recuerdo su casa llena de flores, todas le servían, cultivadas o del campo, ¡ era igual !... lo cierto es que mis amigas me decian ¿que buen olor hay en tu casa? y... ¡ era verdad ! olía a ella y a sus flores.
Las fotos que conservo de cuando era pequeña, en todas, estoy con un ramillete. La que puse le tengo un especial cariño, pues no hace mucho en unos carteles que llegaron al Instituto, las niñas llevaban ese mismo peinado, con un gran lazo en la cabeza, haciéndome recordar mi niñez.
También es justo que sitúe la foto, nadie, aunque se considere un buen detective, acertará el lugar, claro, está limitado a quien conozca Lugo... lo digo o no lo digo... lo diré: en el camino y finca que se ven hoy está La Fuente del Rey, en la Avenida de Ramón Ferreiro, la casa que está a mis espaldas y tiene una buhardilla es donde nací y viví yo (la avenida la recuerdo construir, la fuente fué posterior, ya tiraran la casa) y ahora está el edificio de Santa Lucía entre otros, pero él está en el mismo sitio. Como se puede comprobar el cambio es espectacular, no es de extrañar de que, cuando era pequeña se decía "vamos a Lugo", dentro de Murallas y estábamos al ladito, aquel barrio Lugo era.
Escribí esto como una simple curiosidad y para evadirme un poco de mis preocupaciones.
Un abrazo para todos/as los que por aquí se pasen.

19 comentarios:

Piedad dijo...

¡Hola Sabela!: ¿Sabes una cosa? En eso de las flores nos parecemos mucho, ya que yo siempre he tenido la misma aficción que tú. Siempre me ha encantado correr por el campo y coger flores silvestres, para mí era algo maravilloso, su encanto me echizaba, y aún mantengo en mi mente la belleza de sus pétalos perfumados y sus coloridos alegres como la infancia que me envolvía. Disfruta pues, de su belleza y escribe siempre sus encantos que yo me las imagino como yo las veía.
Un abrazo.

Sabela dijo...

¡Qué suerte que las hayas podido ver! Las silvestres son iguales como cuando éramos niñas, las otras hay muchos cruces y consiguen cosas distintas, pero más o menos es igual, ¿sabes? la camelia es una de las flores que más me gusta y ví unas exposiciones que cada año, no sé que cruces les hacen, que resultan, cada vez, más espectaculares.
Estoy deseando que mejore el tiempo para recoger las del campo, secar y prensar, veremos que tal me resulta, ya te contaré.
Abrazos.

reser dijo...

Hola Sabela: Me He alegrado de ver tu comentario, soy novata en esto, pero me gusta. Las flores me encantan yo no tube tanta suerte como tu entener flores en tu casa la mia era muy pobre y solo habia problemas.Ahora tengo en el campo un jardin con muchos rosales y otras flores.
La presentación del libro fue muy emocionante.Mi relación con el escritor solo era de oido, mi hija Silvia es muy amiga de el, ha trbajado con el y ha sido una de las personas que ha organizado el acto. Si encuentras el libro y lo lees ya me diras que te parece.Saludos

Sabela dijo...

Las rosas también son preciosas, las veo en los jardines y con el móvil las inmortalizo, muestra de ello está en "recordando".
Pues claro, leeré a Santiago López y te comentaré, si es que encuentro el libro como tú bien dices.
Cuida bien las rosas, regarlas creo que se encarga de ello, estos días, el clima.
Abrazos

elimary dijo...

Qué foto tan bonita, me recuerda mucho a las niñas que aparecen en los álbumes viejos que andan por la casa de mis padres. Recuerdo que, cuando las miraba de pequeña me parecían tan lejanas a mi... Las niñas de las fotos y yo teníamos la misma edad pero ellas siempre me parecieron más melancólicas y elegantes, en blanco y negro las sonrisas siempre se ven algo tristes y sin embargo me hubiese gustado tanto conocerlas tal y como eran entonces!!.
Las niñas de las fotos viejas de mi casa eran mi madre, mi tía, algunas primas y gente que nunca llegué a reconocer. Las veo ahora y me parece imposible que puedan ser la misma persona.
Sabes?, tengo un montón de fotos mías de cuando niña pero no parecen lo mismo. Debe ser por lo del color, no crees?.

nomolamos dijo...

que pasada de foto, que tierna sabeliñaaaaaaaaaa,
espero que las preocupaciones sean pasajeras, que no te quiero preocupada, feliz domingo mi guapiña
un beso

Meli dijo...

Me perdonarás la licencia que me he tomado de llegar hasta tu rincón, verdad??? Vamos visitando a una amiga y de repente pinchamos en el nombre de alguien que dejó un comentario que nos gusta y luego a la siguiente y más .... y bueno, he llegado a tí. Las flores ... siempre han estado presente. A mis padres les gustaban tanto! Mi madre tenía lo que se suele decir una buena mano para las plantas .... pero mi padre no le quedaba a la zaga .... y en su última casita consiguió tener un arbusto de la flor de pascua de tres metros de alto ... y sólo de una varita que le dieron, como diría él. En fín, que si me permites, seguiré paseándome por tus escritos y tus fotos, que me son tan cercanas.

Besotes ... bicos.

Fortimbras dijo...

Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas y sobre todo en este amor o admiracion por las flores. Creo que el mejor regalo que puedo hacer a mi mujer o a alguna otra amiga con la que tegamos algun compromiso, es un bonito ramo de flores. Es un regalo de corta vida, pero intensa. Mientras permanecen vivas tienen un color y un aroma que lo alegran todo. Y depues, tienen un recuerdo.
Afortunadamente donde vivo, hay una serie de camelios que rodean la casa y constatemente nos ofrecen sus flores.
Un cariño

Anónimo dijo...

sabela, querida: gracias por escribir, efectivamente, voy a 1 de ESO en un colegio de mi ciudad. le queria hacer una pregunta, usted como puede publicar cosas nuevas, llevo una semana intentando publicar mis vivencias y no hay manera, usted me podia decir como puedo hacerlo, muchas gracias.

Anónimo dijo...

perdon sabela, con las prisas se me olvido decir quien soy, soy Enrique Perez Salom, del blog:
Quiqueps.blogspot.com

Piedad dijo...

¡Hola Enrique!: con el permiso de nuestra amiga sabela, me dirijo a ti desde su blog para decirte que he visitado el tuyo y ya veo que acabas de iniciarlo. Pero no te he podido dejar mi comentario. te explico: soy invidente y mi ordenador es adaptado con un lector de pantalla, pero no se adapta a todos los programas como yo quisiera, y por ese motivo no te lo he podido dejar, porque hay que escribir unas letras que no me las lee. Para eso tendrías que desactivar ese código.Si quieres entrar en mi blog esta es mi dirección. piedadml.blogspot.com

¿sabes una cosa?me ha hecho mucha gracia tu nombre porque yo escribí un cuento que se titula "El enanito quique el mandarín" No lo he publicado en mi blog porque quizá lo publique una editorial si así lo ve conveniente.
Sigue adelante y estudia mucho. Un besito para ti y otro para tu hermano.

Conral dijo...

Hola, Sabela. Hoy me he encontrado muchos comentarios cariñosos en mi blog y entre ellos estaba el tuyo. Me ha sorprendido gratamente todo lo que escribes y que parece que coincidimos en muchas cosas. ¡Qué bien, estas cosas me encantan! También a mí me gustan muchísimo las flores, por cierto.
Bueno, vine a comentarte que no he leído el libro que me citas de Anthony de Mello. Sólo tengo dos: Un minuto para el absurdo y ¿Quién puede hacer que amanezca?. Los leo y los releo y me ayudan, ¿sabes?. Pero intentaré hacerme con el que me comentas.
Gracias, por tu visita y espero que sigamos en contacto.
Si vuleves por mi blog verás en la parte de la derecha unos enlaces a otros dos que tengo. Uno de ellos es para Compartir experiencias relacionadas con la escuela. Seguro que´tú tienes muchas de los institutos y nos ayudarán a comprender mejor a los adolescentes.
Bueno, te dejo un fuerte abrazo. (Sí, que hablo!)
Conchi

Sabela dijo...

Voy a intentar constestar a todos, tengo el nieto por aquí y no sé como será la cosa, vamos allá:

Elimary
¿Verdad que son bonitas estas fotos?, bueno esto ya me lo dices tú, por supuesto, el color creo que influye, pero sobre todo el sentimiento que se transmitía por vivir en esa época, eran tiempos difíciles y aunque los niños no los sufrieramos directamente lo palpábamos en el ambiente.
Abrazos.

Nomolamos
Me encanta como me dices Sabeliña ¿sabes? gente que me aprecia mucho me dice así..., ¿será cierto que tu lo haces?.
La preocupaciones unas vienen y otras van, soy bastante dada a tenerlas, quizás en exceso, pero de otro modo ya no sería Sabela.
Abrazos.

Meli
¡Como no!, seguiremos comunicándonos, eso es lo que quiero desde el momento que se hizo el blog, pienso que es una forma de paliar la soledad de la jubilación, la falta del trato diario con mucha gente.
Lo que me dices de la Flor de Pascua, ¡es impresionante! 3 m. de alto. Yo tengo una, cuando la compré era canija del todo, creció mucho y cuando le dá, echa las hojas rojas y después vuelve a las verdes, así unos meses detrás de otros. Tengo fotos de ella, si las encuentro la cuelgo en recordando.
Abrazos.

Fortimbras
Las camelias son unas de las flores preferidas por mí, y disfruto mucho en las exposiciones que hacen en La Coruña, hay especies impresionantes, también lo debe de ser vivir rodeado de ellas, en esa zona tuya hay cantidad de flores y son muy madrugadoras para florecer.
Abrazos.

A Quique
Mándame la dirección de tu correo y te digo lo que yo hago.
Lee el comentario que me mandó Piedad, pues es para tí.
Abrazos.

A Conral
Tomo nota de lo que me dices.
Efectivamente, a "de Mello" hay que leerlo, releerlo y tenerlo siempre a mano, por si te facilita las cosas su ISBN 950-550-020-3, aquí no se consigue, el mio
me lo regaló la compañera que tuve en La Coruña y era el que tenía ella, lo compr´´o en la Librería de los salesianos, yo intentó comprarlo y no me fué posible, creo recordad que viene de Argentina.
Encantada y agradecida por contestarme.
Abrazos.

Bueno, como véis conseguí, terminar este comentario, no sin una y mil peripecias. Este gran personaje me hizo añicos unas notas de blogs, espero no haber perdido ninguna de las que me interesan, ¡por eso hacía rato que estaba callado! sus tres años son muchos añitos.
Miles de abrazos para todos/as.

muxica dijo...

Amiguiña: A quien no le gustan las flores? unas más y otras menos, pero siempre gustan… A mi me gustan las silvestres. Se encuentra cada una en mi montaña que te hace meditar en quien las puso allí. Un día iremos las dos ¿Vale?
Lo que me pides de que escriba sobre la capilla que tenemos en la iglesia (Supongo que es sobre esa pues en la casa donde nací hay otra) Joooo!!!! Pues no se que poner…
Hoy he ido al medico, precisamente por que estoy seca y no experimento emoción alguna, ni buena, ni mala y tú sabes que yo no soy así.
Espero enseñártela cuando te enseñe las flores de mi valle.
Mil biquiños.
Inma

Sabela dijo...

¡Qué pena me dan tus palabras!, pero las entiendo y comprendo como nadie, pues yo hace 22 años que pasé por ello y aunque la muerte está ahí, cuesta mucho aceptarla...
Por supuesto que haremos esa salida, cuando tu quieras...
Te visito a diario, intenta hacernos partícipes de "tus cosas", puedes comprobar que es mucha la gente que te quiere... y a ELLA no le gustaría nada verte así.
Un montón de abrazos.

nomolamos dijo...

sabeliñaaaaaaa!!
pues claro que te aprecio, como no
si eres la mejor,
por eso tengo un regalo en mi blog, pasa a recogerlo.
un beso.

Sabela dijo...

Mi querida sirena, antes de salir de Lugo eché un vistazo a los blog que abro todos los días, al ver el premio que te otorgaban te iba a mandar un comentario,...¡pero! cuando me ví entre tus premiados... fué tal la emoción que sentí que... ¡me quedé en blanco!. Mañana con calma me organizaré y saldrá a la luz.
Los fines de semana (menos 1 al mes), los pasamos en La Coruña.
Sigo sin palabras, parece que las teclas tienen ganas de baile, ¿será por qué, igualmente, agradecen el premio?, ¡¡¡grazas, moitas grazas!!!.
Abrazos.

Meli dijo...

Sabela, si consigo rescatar alguna foto en la que se vea la inmensidad del árbol, que ya no es la flor de Pascua, jejeje, la subiré a mi blog y te avisaré. Espero que los vecinos la estén regando para que siga creciendo y floreciendo por Navidad, como lo hacía en vida de mi papi.

Besotes.

Sabela dijo...

Quedo a la espera de ver esa maravilla. La mía está en una maceta, pero florece cuando le dá la gana, ahora mismo no está muy bonita, pero todavía tiene las hojas rojas y en Navidad estuvo verdita.
Si te pasas por el blog de Elimary verás un ficus y cactus enormes.
Abrazos.