miércoles, 14 de mayo de 2008

Una simple observación

Hoy, cuando estaba en la calle me dije: Voy a darme un paseo por las alturas, ¡no!, no me fuí a un monte ni tampoco me subí a un avión o a algo que volase, ni siquiera subí a la muralla ¡no! simplemente miré hacia arriba, desde luego, caminando despacito no fuera ser que terminase de bruces en el suelo..., ésto (la vista hacia el alto), a veces, lo hago y me sorprendo de las cosas bonitas (o feas) que hay por las alturas, a buen seguro que si nos muestran edificios, terrazas, ventanas... a partir del primer piso... no reconoceríamos nuestra ciudad.
Hecho esto, mientras me dirigía hacía casa, bajé la vista, y me dediqué a observar... ¡cuanta prisa!... ¿por qué?... el señor que iba dando golpes en su caminar rápido... ¡parado en el semáforo!, la otra señora... ¡lo mismo! parada de charla con otra, el niño o niña que iba a las carreras, parados delante de una tienda de "chuches" o una tienda de "modas"... el vértigo de las "prisas" nos puede, con lo bonito que es observar y tomarse la vida con más calma, como lo hacían unas señoras sentadas en un banco en el jardín charlando animadamente, daban sensación de paz... o aquellos otros caminando despacito, se paraban, hablaban, volvían a andar... Voy a tomar buena nota de esto... ¡yo, soy igualmente, de los que tienen prisa..!, Eso sí, hoy me lo tomé con mucha calma y... ¡disfruté! de verdad.
Y, dirigiendo la vista a la calle..., esta es otra historia, cualquier cosa sirve para echarla al suelo, no creo que sea tan difícil usar esas cosas que se llaman papeleras y que existen para tal fin. Hace muchos años, cuando los guardias dirigían en las ciudades el tráfico con su "gorro, casco" o lo que fuese, de color blanco... (lo menciono, ya que recordándolo, estaban graciosos) en un cambio de clases, un grupo de amigas nos situamos en una esquina (en la acera, no cabe duda) charlando y en donde había uno de ellos, una de nosotras empezó a hacer añicos un trozo de papel... y, los dejó caer al suelo, total que el bueno del señor de acercó al grupo y nos dijo con mucha educación que recogiésemos lo que habíamos tirado... ¡si señor!, lo recogimos y puedo asegurar que fué una lección "magistral" que todas aprendimos muy bien. Recuerdo a mi ciudad muy limpia, hoy está como todas, ¡es una pena!, mal de muchos consuelo de bobos...

11 comentarios:

Carmucha dijo...

Qué bueno que hayas disfrutado tu paseo mirando hacia las alturas. A mí me gusta mirar al cielo y buscarles formas a las nubes, como me enseñó el abuelo cuando era niña. A lo mejor con esto de ir cumpliendo años volvemos a encontrarnos con nuestro niño/a interior. Por lo menos a mí me hace muy feliz. Claro que cuando bajamos la vista... Es la vida...
Un abrazote Sabela, ahora que ya estoy de vuelta!!!

Sabela dijo...

Yo también, desde siempre, comparto la afición de mirar las nubes y ver la imagen que nos recuerda sus formas. Te remito a mi espacio recordando y ver la foto que publiqué de unas nubes, es bonita ¿verdad?. Las imágenes que publico las hago con el móvil, otra afición: la fotografía.
Bueno Carmucha ya falta poco, espero que ya estés en plena forma.
Abrazos

carlota dijo...

Lo de las prisas me lo digo yo muchas veces. Creo que estamos ya con una disfunción tal que es difícil cambiarlo, al menos en mi caso. Prisas, angustia, vértigo... Nos ha tocado vivir un tiempo difícil para saber disfrutar de lo esencial.
Y yo también recuerdo a mi guardia urbano, a la salida del cole, atento a todo. Aunque ahora se vuelve otra vez con la figura del guardia de barrio, al menos en mi ciudad.Pero todo es tan distinto...
Besos, Sabela

Fortimbras dijo...

Cadaa nube tiene una forma cambiante. A veces ves un fantasma, a veces la candura de una ovejita y a veces de formas en la mente la idea que desees, porque tambien cuenta la imaginación.
En cuando a mirar al suelo, no mme gusta, pero hay edades en las que ya es necesario para evitar el tropezón y la caida. ¡Que se le va a hacer!
Un beso

nomolamos dijo...

jo que verdad es,
siempre a la carrera, mirando el reloj,pero es lo que toca, que remedio, hacemos o queremos hacer tantisimas cosas a la vez....
Lo malo es que ritmo no baja ni cuando estas de relax,el otro dia acompañando a mi padre al medico, me decia, niña, no corras que no te puedo seguir.
Perdona le dije, no me he dado cuenta, y te juro, que me costo un triunfo poder llevar un paso moderado.....
esto no es sano,
Aprovecha y disfruta de ellos, prometo que ahora intentare hacer lo mismo, igual pensandolo se consigue,
feliz jueves, besitos

Sabela dijo...

A Carlota:
La verdad es que s� es todo muy distinto. Ayer tambi�n pas� por delante de un colegio, sal�an los ni�os/as y un guardia de la policia local los vigilaba... pero, era de nuestro gremio pues... a�n quedaba gente menuda por all� y �l cogi� su moto y se fu�. �Las prisas!
Abrazos.

A Fortimbras:
Como siempre tienes toda la raz�n, ja,ja,ja adem�s de los a�os... como ya lo dije en otra ocasi�n, �soy una zoupas!, as� que mirar� para el suelo aunque el paisaje sea el m�s feo.
Abrazos.

A Nomolamos:
Yo ahora, por mi situaci�n, deb�a de frenar un poco, pero ni con esas, si voy andando me dicen que pongo el turbo y si estoy comiendo...�qu� todo es para t�!, �nadie te la va a comer!, �hasta en la mesa tengo prisa!, lo malo es que no s� como frenar.
Aunque no viene a cuento me encant� lo que dijiste de que a la sirena la ibas a colgar en la pescader�a...
Abrazos.

Anónimo dijo...

Para todos los que leeis este blog od digo: Yo conozco a Sabela y trabajé con ella, bueno, compañeros no eramos, del mismo centro, y lo único que puedo decir de ella es: ERES UNA PERSONA FANTÁSTICA.
Un beso para todos los que leeis este blog.

Y Sabela, sabes que hay mucha gente que te quiere. Un beso

Piedad dijo...

¡Que bueno tu escrito! lo digo porque esta misma tarde cuando venía de gimnasia con mi marido, pensaba igual que tú en lo de los papeles que siempre hechamos las culpas a quien no las tiene cuando tendríamos que ser nosotros mismos los que tuvieramos el cuidado de no ensuciar, y por otro lado está lo de las prisas, yo siempre voy volando y con nervios, y cuando digo a algún amigo que vamos de paseo me dicen ¡pues parece que vas a pagar fuego! jajajaja. ¡No sé si alguna vez lo consigueré de ir de paseo! ¡claro, que como no puedo contemplar el paisaje....! abrazos.

elimary dijo...

A mi me encanta pasear, mirar, fijarme, parar en los escaparates, sentarme en los bancos, observar el paisaje, las nubes, caminar... Por eso, si no quiero llegar tarde a los sitios tengo que asegurarme de salir de casa con la suficiente antelación, qué poquito me gustan las prisas!. Además nos perdemos tantas cosas a veces por ir corriendo!, verdad?.

Sabela dijo...

Anónimo/a, me gustaría identificarte..., pero de una manera u otra, agradezco mucho que me dejaras tu comentario.
Abrazos.

Piedad, ya sabes, tenemos que intentar y aprender a ir más despacio, la verdad es que nos perdemos muchas cosas, merece la pena ver el mundo, aunque sea con el corazón...
Abrazos.

Elimary cuando yo digo que eres una especie a extinguir no me equivoco ni un ápice. No cambies
Abrazos.

Purificación dijo...

Hombres.....

Quedó magnífico ! Eres una artista.
Los mismo los cuadros de flores prensadas.

A mí también me gustan mucho las plantas y flores en general.
Si viviéramos cerca, podría darte esquejes...no sé si vives en casa ó piso. Yo estoy en Villagarcia de Arosa, en Pontevedra.

Un beso.
purita dos mecos