sábado, 26 de octubre de 2013

AGUA.


El pasado día 19 caminé hasta los jardines en busca de esa última rosa y la verdad casi que era la última, al menos en perfectas condiciones...,


fue entonces cuando me empecé a fijar en los charcos que todavía había, eran espejos que reflejaban el mundo al revés...,


Admiré el bailar cristalino de la fuente que Gozaba en Unión de esos rayos de sol Atrevidos y bailarines en la tarde de otoño...,


caminé por el paseo sorteando las luces y sombras,


hasta llegar al espigón que separa las playas de Riazor y Orzán en A coruña


y desde allí contemplar  el ir y venir del AGUA, sus filigranas, sus formas, su fuerza...,

video

y el tiempo se pasó sin rosas, pero igualmente bello desde un simple charco hasta la grandeza del mar.
Abrazos.

4 comentarios:

rosa mis vivencias dijo...

Sabela, impresionante el sonido del Mar, como siempre buscando el lugar y el momento exacto para captar las mejores imágenes.

Abrazos.
Rosa.

Sabela dijo...

Hoy Rosa sería el espectáculo mayor, de todas formas desde este espigón siempre se ve una imagen súper bonita.
Abrazos.

reser dijo...

Sabela, ¡que fuerza y que bravo esta el mar!! De verdad que me daría miedo acercarme.
Como siempre unas imágenes preciosas.
Abrazos.
Roser

Sabela dijo...

Es tan relajante verlo Roser que no te fijas en su brabura...
Abrazos.