domingo, 22 de junio de 2008

Felicitación viajera




En el año 2003, Ana se fué con su colegio a Inglaterra, era el mes de Julio y el día 26 es su santo, estuve pensando la manera de sorprenderla, busqué la manera de felicitarla y así confeccioné sobre una cuartilla un ramo de flores naturales, las fuí pegando con cello, y conseguí una bonita postal, diciéndole que sus papás la querían, dos días estuvieron con unos libros encima, luego la metí en un sobre y... ¡para Plymouth!. Ella se llevó sorpresa, pero más yo cuando de nuevo retornó a mí, pues al venirse a España la trajo con ella, con las flores ya secas, pero en perfecto estado.
En el 2007 cogí la cuartilla, por supuesto estaba guardada, (ya asistía a las clases de Arte Floral) fuí despegando el papel cello y la transporté a una cartulina, pegándola con silicona especial para trabajos florales.
El resultado creo que quedó bien, (la foto como siempre no le hace justicia pues las hago con el móvil), por eso os quiero hacer partícipe de esta pequeña historia, llena de sentimientos muy bonitos.

Abrazos

14 comentarios:

Piedad dijo...

Estoy segura que hiciste un trabajo estupendo y más con ese amor de madre y con la ilusión de sorprenderla. ¡tuviste una idea genial! ¡Te felicito por ello!.
Un abrazo y feliz verbena de san Juan.

nomolamos dijo...

que maravilla, no me extraña que la volviese consigo,
a veces lo hecho con amor, vale mas que el mas caro de los regalos, yo tengo la caldera de la cocina llena de dibujos de iker, donde en todas, me pone, "amatxu, te quiero", "eres la mejor",
no hay mejor regalo que el amor y el cariño,
precioso el cuadro sabeliña, eres una artista ya,
un besazo, te he mandado un email al de xunta, perdona por haber tardado tanto,
un biquiño enormeeeeeeeeeee

rule dijo...

lo que se hace con amor perdura,
que bonita historia,
por cierto eres una artista.

Conchi (Conral) dijo...

El arte floral es algo precioso y que no todas tenemos. Tú lo tienes y seguro que tu hija al recibir aquellos pétalos sintió el aroma y el calor de su familia.
Me he emocionado con esta historia llena de sentimiento y amor.
Gracias, amiga, por compartirla.
Espero que sigas bien.
Un abrazo.
Conchi

Sabela dijo...

Piedad
¡Gracias! por parecerte un idea genial, la verdad, yo misma me sorprendo con la imaginación que tengo a veces...
De verbenas nada, de hogueras... ni apagadas las ví. Lo de lavarse con agua de flores tampoco. El San Juan pobriño del todo, a pesar de que mi marido es Juan Luis, mi nieto Juan Francisco.
Abrazos.

Silvia
No sé si tengo alguna novedad en otro medio, acabo de encender y me vine aquí, luego paso y ya me enteraré. Graciñas por seguir en la brecha a pesar de todos los pesares, vuestros comentarios ya me son imprescindibles.
Abrazos.

Rule
Me gustan mucho tus comentarios, cortos pero llenos de mensaje.
Te dejé en mi blog, en "Recordando" un pequeño regalito, lo dicho si alguna bufanda o foulard te gusta, para ahí va a completar tus turbantes.
Abrazos.

Conchi
Gracias también por dejar tu comentario, bonito además.
Me alegro mucho por intercambiar estas cosas, la verdad es que no sabéis lo que me ayudan.
De momento si estoy bien, la visita con el médico, en principio, es el día 16, hay veces que me la tienen retrasado, eso no importa, lo que si importaría es que me llamasen antes, D.m., espero que no suceda.
Abrazos.

elimary dijo...

Es muy bonito, las flores secas tienen la ventaja de durar siempre.
Cuando mi Querido me regalaba flores me enfadaba un montón porque sabía que tarde o temprano tendría que tirarlas. De todos modos todavía conservo unos pétalos de cada ramo que me envió cuando éramos novios. Lástima que no supiera secarlas bien y con el tiempo la mayor parte de los pétalos ahora están ennegrecidos y arrugados. Algún día tendrás que explicarme tus técnicas, Sabeliña.

Sabela dijo...

Elimary
Creo que es más cuestión de suerte que de técnica. Fíjate en esta las vueltas que no daría, y mi sorpresa fué mayúscula cuando de regreso a España me la entrega, sin cambiar mucho el color.
Ahora tengo a secar el ramo de rosas rojas que tengo en Recordando, fué de mi fiesta de jubilación, están bien pero un granate muy oscuro.
En el año 2003 que estuve ingresada en el hospital, me trajeron plantas y flores, había una enfermera, la única, que siempre estaba rosmando por ellas, total que me las colocaron en medio de los dos cristales del ventanal, allí todas juntas al frío de la noche y al sol de justicia del día, fué en noviembre y en Lugo para más inris, cuando llegué a casa, cogí (traje todo) un ramo de rosas rojas lo colgué hacía abajo en un trastero oscuro... hoy luce en las oficinas del Instituto, allí lo dejé de recuerdo..., pero el color casi es negro.
Abrazos.

Kety dijo...

Hola, me ha gustado el comentario que haces en Conral, y no he resistido la tentación de visitarte.

Me has recordado cuando mis hijos se fueron a Inglaterra -hace años-.
La idea de las flores, ¡preciosa!

Volveré con más calma.
un abrazo

Sabela dijo...

Aquí te espero Kety, gracias por venir, yo me tomé la libertad de dar un paseo por tu blog y de dejarlo entre mis favoritos. Fué un fragmento de tiempo sin desperdicio y el paseo... ¡genial!, disfruté de su contenido, de sus fotos (en especial de las flores... la campiña de amapolas... las que pones en el primer año del blog...), tomé nota de Momo (no lo conocía), paseé con tus nietos..., me hermano contigo, pues también pertenezco a un Club de Lectura...
¿Qué más decirte?... que me agradará mucho que vuelvas...
Abrazos.

Dous ollos de cores dijo...

Eso es realmente muy bonito, demuestra el cariño que le tienes a esa persona, y el cariño que ella te tiene a ti al conservarlo.
A pesar de que la foto no le haga justicia es realmente bonito.
HASTA PRONTO SABELA!!
M.M.

Sabela dijo...

Me alegra veros por aquí, espero que lo volváis a repetir, ahora ya no hay problema de estudio...
Ana es mi hija, sobran las palabras ¿verdad?...
Las fotos yo las hago con el móvil y la calidad no es la misma que si fuera con una buena máquina... ¡que se le va hacer!, pensaré en pedir una a los Reyes Magos...
Estuve hoy en el Instituto, fuí a comer con toda ese gente, pues era la comida de fin de curso, estuvo muy bien...
Abrazos.

Violeta dijo...

Una historia preciosa y qué bonito quedó en la cartulina blanca. Creo que voy a intentar hacer alguna cosita así, tiene pintas de ser muy entretenido y relajante. Besos

Conral dijo...

Sabela, espero que estés bien. Feliz verano. Te dejo un fuerte abrazo. No nos olvides, jeje.
Conchi

Sabela dijo...

¡Hola Violeta!, la verdad que sí, es relajante del todo y engancha, bueno también pienso que cualquier cosa que hagas con gusto le pasa eso. Gracias por visitarme.
Abrazos.

Un saludo Conral, gracias por preocuparte por mi, g.a D., el resultado de la revisión sigue su curso para el día 16, lo que pasa es que el viernes 27 fui a la comida de fin de curso del Instituto, después nos fuimos para La Coruña, pero ya el sábado no sé que me pasó que me puse bastante mal por algo que me hizo daño, el nieto (3 años) con varicela nos lo trajimos para Lugo y, como no hay dos sin tres, los fontaneros en casa,y, durante el día el niño y yo solos, como ves poco tiempo me queda. Eso que, pensando en lo que tu me dijiste, habia empezado un post con algo relacionado de cuando hice cerámica.
Me estáis haciendo mucha falta como para olvidarme de todos/as, espero que se normalice la situación y después no molestaros demasiado.
Abrazos.