miércoles, 11 de junio de 2008

"Pequeña buena obra"

Hace algunos años (para decir verdad bastantes), sentí la necesidad de todos los días hacer una "pequeña buena obra" como escuchar a una persona, saludar, dar preferencia a un mayor, ayudar a cruzar la calle a un ciego..., para, realmente, sentirme bien, si no la encontraba, la buscaba y ¡es verdad! después de llevarla a cabo sentía una gran paz, difícil de definir.
Digo esto, porque mis altos y bajos, me traicionan, "desciendo la colina" y me agobio con infinidad de cosas, miro atrás y, aunque me esfuerzo y me esforcé, nunca salen las cosas como una desea que salgan... por todo ello he vuelto a comenzar con "las pequeñas buenas obras".... el domingo, después de un encuentro casual con una señora (solo la conocia de vista) y cruce de palabras aisladas, le dí pie para que me hablara y con gran amargura me contó su gran dolor... ¡me sentí bien! a ella creo que le sucedió lo mismo, sus ojos en un momento llorosos me transmitieron paz. Estamos a miércoles y no pude repetir estas experiencias que cité al principio, ¿será que soy yo la que necesito que me escuchen, que me ayuden a cruzar el camino tan empedrado...?. ¡Puede que sí!
Acontecimientos aislados me hacen sentir que la vida hay que vivirla sin tanto agobio y disfrutar de aquello que se nos ofrece en un momento dado, vivir el presente sin más, ¿verdad?.
Recrearse en la belleza de los campos a orilla de la carretera, llenos de verde y bonitas flores multicolores, como me pasó a mi ayer en mi viaje a Sarria (iba de copiloto), o con la exposición "A Memoria Rectángular" que había en el Instituto, conjunto de fotos antiguas, de todos los tipos, y que eran de padres, abuelos, bisabuelos de un conjunto de alumnos/as, sus raíces... ¡está preciosa! por las fotos en sí y por lo que representan. También disfruté por no tener que pasar los apuros de fin de curso, que, aunque digan muchas cosas malas de los funcionarios, la realidad es muy distinta, y el trabajo en la sombra (no precisamente debajo de un árbol) es mucho sobre todo en momentos puntuales.
Hoy, igualmente, disfruté de una pequeña cosa, la inaguración de la exposición de una parte de los trabajos que hicimos en los obradoiros que tiene el ayuntamiento en el centro social al que asistí de Arte Floral.
Cosas así hacen sentir que uno ¡vive!, lo mismo que este encuentro en este mundo virtual.
Queda la mitad del día, ¿tendré ocasión de hacer mi pequeña buena obra?, vosotros/as ya la tenéis aquí, con leerme ya habéis hecho .... ¡no una pequeña buena obra!, por el contrario... ¡una grandísima buena obra!, ¡Perdonarme! pensé con las teclas del ordenador...
Abrazos.

20 comentarios:

galicia maravillas dijo...

:)

elimary dijo...

Otro día puedes dedicar tu buena obra a sentirte feliz sin más. No es tan fácil como escribirlo pero sin duda puede ser una de las mejores empresas!.

reser dijo...

lOS BUENOS DESEOS SÓN MUY HERMOSOS, PERO, LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA VIDA, A VECES, NOS LLEVAN A OLVIDARLOS. lAS LUCHAS DEL DIA A DIA PARA SOBREVIVIR NOS HACE OLVIDAR A LOS DEMAS Y NO DEBERIA SER ASI, YA QUE SIEMPRE HAY PERSONAS QUE LO ESTAN PASANDO PEOR QUE NOSOTROS. ME DAS UNA GRAN LECCIÓN EN TU ESCRITO.TE ADMIRO Y TE SALUDO EFUSIVAMENTE. RESER

muxica dijo...

Así te recordaba antes de verte: Generosa, grande en tu forma de ser. Es gratificante leerte. Tu carretera de Sarria, es mi carretera, y tú sigues siendo la de siempre.
Muy cerca de mi casa hay una residencia de ancianos (En ciudad norte) cuando salgo a pasear a mi perrita (Rula) siempre procuro pasar por delante para hacer amig@s ancianos, son los mas agradecidos, supongo que es por egoísmo, me gusta ser correspondida. No veas las charlas amenas que me monto con ell@s y con cuanta paz regreso a mi casa.
Deja a tus dedos que hablen y presionen las teclas que lo hacen muy bien, se ve que tienen corazón.
Mil biquiños miña amiga.

Sabela dijo...

Bego, querida, ¿que leo?, ¿esto tiene truco?... Galicia maravillas dijo... ¿qué dijo?, espero respuesta.
Abrazos.

También querida Elimary ¿cómo se hace eso?, ¿tienes tú la receta?, de todas formas es una muy buena solución.
Abrazos.

No menos querida Reser, tus palabras me dan fuerza, y tienes razón, muchas veces no vemos más allá de nuestros ojos, y habría que mirar, simplemente, un poquitín más lejos.
Abrazos.

Mi siempre querida Inma, ¡que buena eres! me juzgas con mucha generosidad.
Me diste una idea con el centro de la tercera edad.
Estoy deseando realizar juntas ese viaje por la carretera de Sarria que nos llevará a tu valle.
Abrazos.

Piedad dijo...

¡Hola Sabela!: Los bondadosos, cuando hacemos un bien a otra persona, nos sentimos tan bien, que no tenemos palabras para expresarlo, pero es verdad, que aveces también necesitamos ayuda, ser escuchados para desahogar nuestra tristeza o nuestras alegrías y que nos escuchen. Yo, de veces, cuando siento esa necesidad, me pongo en el ordenador (mi amigo el teclas como yo le llamo) y le explico todos mis sentimientos y luego, vosotras desde el otro lado de la pantalla me contestais con vuestros comentarios y no sabes lo bien que me siento después de leerlos. Pues creo que demomento nos estamos ayudando mutuamente y yo, personalmente me siento feliz.
Un abrazo.

Conral dijo...

Sabela, hoy hiciste otra buena obra, visitarme a mí y dejarme unos comentarios preciosos. Me han llenado de alegría leerlos, además de darme una buena idea que he apuntado para el próximo curso. Lo propondré en nuestro grupo de trabajo del proyecto Escuela espacio de paz, pues me parece una idea estupenda.
Otra buena obra que hiciste hoy es escribir este post y compartir tus pensamientos y sentimientos con nosotras. Como dice Piedad, con este medio, con los blogs, nos estamos ayudando, así que aprovechémoslo.
Bajones los tenemos todos. Si te paseas por mi blog verás que yo también he pasado por un mal bache. Aún estoy ahí levantándome, porque sé que debo hacerlo por mí y por las personas que me rodean.
Sólo te puedo decir que con los años tenemos que aprender a ser más libres y hacer aquello que nos dé la gana, siempre que no hagamos daño a nadie.
Un fuerte abrazo, amiga. Espero que me sigas visitando y que me dejes muuuuuuuuuuuuuchos comentarios!, jaja.
Conchi

Violeta dijo...

Hola, somos paisanas, además de ser sobrina de Muxica. Me gusta leer en tu blog y aunque no te haya saludado antes, ya hace unos días que te leo. Un biquiño desde otro rincón de Lugo

galicia maravillas dijo...

Te envié je je una sonrisa virtual.
:)
Tu blog, Sabela, me parece fantástico, y me alegra muchísimo que me hayas dado la dirección, ahora ya le echaré un ojo siempre que pueda :) estos días estoy muy liada preparando las oposiciones y como tú dices, se suma al estrés personal, el del fin de curso. Pero tu blog... hace que el tiempo se detenga por unos minutos, porque es verdad lo que te dicen todas las personas que te conocen, y las que te están conociendo ahora, transmites paz y tranquilidad (y en tus abrazos, tu fuerza, tranformada en paz, llega al corazón). Por cierto, le he dado la dirección de tu blog a una alumna de Coruña que empieza el lunes a trabajar en el ámbito de la animación para las personas grandes (de espíritu) y mayores, para que tu musa le inspire (... y es que tus flores son fantásticas!). Un beso enorme, me voy a estudiar (un poquito).

Piedad dijo...

Savela, cuando pases por mi blog encontrarás algo.
Un abrazo.

Sabela dijo...

Se acerca el fin de semana y hay que poner esta casa en orden...

Piedad, ¡gracias!, tu premio me hace mucha ilusión, pero ya me sentía premiada al contar con tu amistad.
A mí me pasa lo mismo que a tí, el ordenador ya me es imprescindible porque és el medio que me une a todos vosotros/as.
Abrazos.

Conral de alguna manera me satisface haberte dado una idea. De nuevo me paseé por tu blog, exactamente no sé a que te refieres cuando me hablas del mal bache... ¿quizás por ausencias irreparables? ¡qué ya es bastante!.
Abrazos.

Violeta me dás una alegría al aparecer por aquí, con todo corazón deseo que lo sigas haciendo.
Abrazos.

Bego, ¡porfa! no me conformo con una sonrisa ¿vale?... ¡cuanto tengo
que aprender!...
Espero que tu alumna se pase por aquí (aunque solo sea con una sonrisa) y, si algo le puedo aportar ¡bendito sea!, ya sabes que, en la medida de mis posibilidades, siempre me gustó ayudar.
Estudia mucho, pero si haces algún descanso empléalo en mí, me gustará saber como te van las cosas.
Abrazos.

elimary dijo...

Hoy voy a hacer mi buena obra del día en este blog, vale?. Querría compartir con vosotros mi último descubrimiento y es que navegando por la blogosfera encontré éste: www.meigaenalaska.blogspot.com

A ver si os gusta tanto como a mi que seguro que sí. Por el título imaginaréis que, una vez más, los gallegos andamos por todas partes!!!

Violeta dijo...

Gracias por tu visita. En mi blog encontrarás muchas cosas siempre sobre educación porque además de mi profesión es un tema que me apasiona! Yo también te mando muchos abrazos

Sabela dijo...

Pues sí que has hecho una buena obra Elimary, menuda pasada de blog, me pregunto ¿qué hago yo por estos lares?, sin embargo soy atrevida y le dejé un pequeño comentario.
Abrazos.

Violeta te seguiré visitando con mucho gusto.
Abrazos.

Sabela dijo...

Pues sí que has hecho una buena obra Elimary, menuda pasada de blog, me pregunto ¿qué hago yo por estos lares?, sin embargo soy atrevida y le dejé un pequeño comentario.
Abrazos.

Violeta te seguiré visitando con mucho gusto.
Abrazos.

Conchi dijo...

¿Te he dicho que me encantan las fotos que tienes puestas en la columna de la derecha? Pues sí, me gustan mucho!.
Un abrazo.
Conchi = Conral.

Anónimo dijo...

no me aclaro con esto del blog, pues le doy a donde usted me dice y no hay manera, me aparece una cosa que me habla de una cuenta google, tengo yo de eso, como puedo saberlo? ayudeme.

Meli dijo...

Verás, Sabela y demás leyentes y lector@s. Creo que la generosidad hace a las personas felices. El no tener nada sólo para tí, el compartir tu tiempo y tu amor con los demás hace que no se viva en permanente estado de alerta. Y hace un poquitín más felices a los que reciben algo tuyo. Lo mismo que algun@s plasmais vuestros momentos de bajón con "el amigo el teclas", como dice Piedad, yo lo hago con mis lienzos. Y bueno, por qué no confesarlo, con alguna que otra persona que me escucha o me lee. Pero no hay que disfrazar los bajones, hay que intentar comprender el por qué de los mismos y continuar adelante, sin echar la vista atrás.

Esa es mi filosofía, aunque no es la única para sobrevivir y ser feliz, aunque sólo sea a ratos.

Besotes, bicos, petonets.

nomolamos dijo...

sabliña guapa,
las buenas obras las haces solo con tu presencia en nuestras vidas, gracias por tus animos, para mi eres especial,
un besazooooooooooooo
de los gordosssssssssssssssss!!!

Sabela dijo...

¡Hola Conchi!, Otro blog precioso, anduve paseando por él y volveré con mucho gusto.
Llevo siempre el móvil preparado y cada flor que veo, de jardín o silvestre, ¡al archivo!. O cualquier otra cosa que me llame la atención...
Abrazos.

Quique me temo que no te voy a poder ayudar...¡por mucho que te diga!, pero me pregunto ¿cómo creaste el blog si tantos problemas tienes?.
Si lo resuelves encantada de verte por aquí.
Abrazos.

Meli tomo nota de todo lo que me dices, tienes mucha razón, pero si la tomo con el "teclas" es que ahora lo utilizo de una forma distinta a como lo venía utilizando y además estáis todos/as ahí detrás.
Abrazos.

Nomolamos no hago más que corresponder a vuestro quehacer maravilloso, en cuanto pueda me paso por tu blog que ya leí la última entrada, pero no me fué posible dejarte un comentario.
Abrazos y gracias por pasar por aquí a pesar de las circunstancias.
Más abrazos.