martes, 10 de mayo de 2011

Alfarería de Bonxe

Ayer era día de excursión y la primera visita fue para la Alfarería de Bonxe - Outeiro de Rei-Lugo (a unos 12 km. de la capital) en dónde Pepa nos hace una demostración de sus habilidades,
en sus manos el barro empieza a coger forma,

el torno en el que hace la demostración es como los de antaño y lo gira con su pie izquierdo,

la vasija está hecha, ahora son los detalles, hay que alisarla,

decorarla con una precisión extraordinaria, nos explica que el pincel que usa y con el que hace las medias lunas, lo hizo ella con pelos de las orejas de la vaca...

prepara con esmero el pitorro de la vasija para que la salida del líquido sea la correcta,

con precisión lo termina y

sólo queda colocarle el asa, la une por la parte de arriba y

de abajo, normalmente ésto no lo hace así seguido, pero en esta ocasión es para que nosotros lo veamos.
Nos lleva hasta el horno

para cocer las piezas, se colocan una vez secas unas encima de otras y se tapan con restos de las que no cocieron bien o rompen y les hace fuego para seguir el proceso de cocción.

Un lugar tranquilo y enriquecedor, Pepa una persona amable que, con alegría contestó toda las preguntas que le hicimos,

un comienzo con suerte y no podía faltar el trébol de cuatro hojas que encontré.

En la tienda toda clase de piezas de creación propia,

variadas y pienso que, de experimentación,

una artista que mira al futuro,

pero que no olvida el pasado,

en su museo pudimos ver

piezas interesantes por su antigüedad y por recoger las de otros alfareros,

hoy es sólo ella la que trabaja el barro en la zona. Su blog:http://pepabonxe.blogspot.com/

Un buen recuerdo de este momento, un buen comienzo de excursión, cogemos el autobús y a la "Ribera Sacra...", lo contaré y pondré imágenes "con vértigo".
Abrazos.

12 comentarios:

loli dijo...

Cuando entro en un sitio de estos salgo cargada, ¡me encanta! y estoy deseando ver las fotos de la Ribera, eso es una maravilla de la naturaleza. Me das una envidia sana,algún día espero pasar por allí. Besiños.

rosa mis vivencias dijo...

sabela me imagino que habrá sido una bonita excursión, la demostración de la al farera, bien valió la pena, porque como dices, van quedando pocas.
Un abrazo.
Rosa.

Sabela dijo...

Siempre que ando metida en cosas da "nosa terra" me acuerdo mucho de las que estáis lejos de ella.
Abrazos con morriña Loli.

Sabela dijo...

La verdad Rosa es que fue una excursión preciosa, pondré la segunda parte, veremos si consigo mostrar lo que es, pues hay que patear la zona para vivirla.
Abrazos.

reser dijo...

Ooooh sabela que gozada poder ver trabajar en directo el arte de la cerámica.
Me alegro que lo pasarais tan bien en esta excursión tan interesante
Un cariñoso abrazo
Roser

Conchi dijo...

Sabela, qué bonitas esas piezas!!!! Me encanta el barro también, y ver cómo sale de un pelote esas formas entre las manos es emocionante.
Gracias por este reportaje. Veremos el siguiente que será también estupendo.
Un abrazo, amiga. Nos vemos.
Conchi

Conchi dijo...

Sabela, así que aquí fue donde se perdió mi comentario. Es que parece que blogger la tiene tomada conmigo!!!
Pues no me acuerdo qué te dije en aquel momento, supongo que te diría lo que me gustan todas esas piezas de barro y que tiene que ser emocionante hacerlas con tus manos. En este tema no tengo ni idea, no soy capaz de hacer nada ni con plastilina. Mi padre sí que sabía hacer cosas con barro. Estando nosotras pequeñas nos hizo las figuritas de un belén. Luego nosotras las pintamos y mi hermana estuvo jugando con ellas un montón de años, hasta que se rompieron, claro.

Bueno, esto seguro que no fue lo que te escribí la otra vez, pero es lo que me ha salido hoy!
Mañana vengo y te escribo otro!!!

Un abrazo, amiga.
Conchi

Sabela dijo...

Sí Reser, es una gozada trabajar el barro y otros materiales de cerámica.

Gracias Conchi por escribir de nuevo un comentario, sabés lo mucho que me gustan. Me debes el de "Mañana vengo y te escribo otro"..., como dices "mañana" siempre está vigente.

Abrazos.

DRIADA dijo...

Que chuloooo!!! Siempre me han embobado las manos de los alfareros, parecen magicas es como si el barro quedase encantado al toque.
Que lastima que se pierdan estas manos y no hayan jóvenes que sigan

sabela dijo...

Tienes toda la razón en lo que dices Isabel, pero esperemos que esta mujer joven Pepa sea ejemplo para nuestr@s jóvenes. Su padre ya era "Oleiro" y ella estudió en la Escuela de Artes Aplicadas de Lugo la especialidad de cerámica, su profesora "Macamen" fue compañera mía en esta misma escuela y de la primera promoción y especialidad igualmente de cerámica.
Gracias por venir.
Abrazos.

Anónimo dijo...

Pepa. Tienes el don de cargar pilas.

Sabela dijo...

¡Cierto!
Abrazos.