martes, 24 de mayo de 2011

"Mala pata"

20 de Mayo de 2011, una fecha importante en mi "cuaderno de campo" reunión en Lugo de tres Clubs de Lectura".
Desde su creación formo parte del Club de Lectura del IES Xograr Afonso Gómez de Sarria y, aunque jubilada, sigo perteneciendo a él, el pasado mes de Abril (se puede ver en la entrada del día 6), la reunión se celebró en Sarria y en compañía de l@s alumn@s y profesoras del IES Leiras Pulpeiro de Lugo, en la reunión de hoy están presentes estos dos centros acompañados del IES de Monterroso. Me encantaba el proyecto que preparó el Leiras Pulpeiro, sería el autor del libro quien nos guiaría por el adarve de la Muralla comentando el libro por el mismo lugar que se desarrollaba la historia, pero no contaba que nada más empezar iba a terminar para mi.

Reunidos los tres grupos comenzamos la subida, para empezar la actividad,

mientras se espera a estar tod@s en el paseo de la Muralla, saludos con el autor del Libro "Lu e Go pola Muralla" Antonio Reigosa.

Comienza él indicándonos que Lu, el gato, naciera en el barrio conocido como "Regueiro dos Hortos"...,

ajeno estaba a que la representación del libro iba a comenzar, al principio de la historia una señora cae aparatosamente, en la reunión de la actividad soy yo la que, al pisar una tabla de las que cubren el hueco de una escalera interior, rompe, se me cuela la pierna y me queda encajada a la altura de la rodilla, son momentos que viví con mucha angustia, ni yo podía sacar la pierna ni mis compañer@s tampoco podían, hacían todo lo posible prestándome toda clase de ayuda, hasta que una de ellas encontró una tabla y haciendo palanca con ella en una de las que me aprisionaba, consiguieron liberarme antes de que llegara la ayuda pública. Fui trasladada al hospital, en todo momento acompañada de una profesora, y, afortunadamente no había rotura, sin embargo fue en aumento el hinchazón, los moratones y el dolor que me tienen inmovilizada por culpa de esta "mala pata" que, de estar la zona, en donde ocurrió el accidente, en mejores condiciones o con la indicación de "precaución", no tenía que suceder.

El daño físico es evidente, todavía no dejó de dolerme la pierna, pero el psíquico me tiene con una rabia metida en el cuerpo que no se puede valorar, me aleja de todas las actividades que hago y que necesitan movilidad que, hoy por hoy, no tengo, en especial de una que tendrá lugar a orillas del Miño, pintar al aire libre, el próximo día 26 jueves en la que participan "Obradoiros de los centros sociales del Concello" de la clase de pintura al óleo. No podré hacer mi sesión diaria de fotos, tendré que dejar aparcados mi contactos blogueros, con el reposo no puedo atender a mi incondicional "el teclas" y a un sin fin de cosas que hago..., no quiero terminar sin decirle al periodista que escribió que el "accidente fue debido a la edad y el peso" que, sinceramente, no creo que fuera esa la causa de mi "mala pata" (nunca mejor dicho)...
Abrazos.

9 comentarios:

rosa mis vivencias dijo...

Como dices dentro de la mala pata, siempre dando gracias, podía haber sido peor, por ejemplo una rotura, sabes que ahora te toca hacer reposo y, esperar recuperarte cuanto antes para poder seguir con tus actividades.
Cuídate mucho y, hacer bondad ¿vale?.
Se que superaras pronto este percance y, entonces lo recordaras como una anécdota más.
Un abrazo y mucho ánimo.
Rosa.

reser dijo...

Querida Sabela, pues si que es "mala pata" Seguro que si hubiera estado señalizada la tabla no hubiera ocurrido nada, pero en fin lo que toca es recuperarse para poder volver pronto a la vida normal. Ya sabes que te esperamos.
Animo y abrazos muy fuertes
Roser

Piedad dijo...

"Mala pata", nunca mejor dicho...

Sabela, yo también le diría al periodista que, si las cosas estuvieran bien señalizadas ni la edad ni el peso te hubiera ocasionado tal accidente, pues de la forma que lo cuentas no creo que fuera así, como él lo cuenta al no ser que el peso se debiera a una vaca..
Bueno, pues ahora que ya ha pasado y no tiene remedio, solo queda dar gracias a Dios que no te ropiste ningú hueso aunque por lo que dices, el dolor es imenso.
Cuídate mucho y ánimos,que aunque sea en la distancia estamos contigo...

Abrazos con cariño...i

Kety dijo...

Hola Sabela, tu accidente me ha recordado a uno que tuve yo también. despistada, metí el pie,hasta la rodilla, en una pileta de alcantarilla, gracias a que llevaba botas y me protegió el tobillo, aún así sufrí un esguince considerable.

Entiendo tu rabia, pero lo más importante es que te cures.
¡Ah! Y nada que ver con la edad.
Un abrazo

Conchi dijo...

Sabelaaaa, ¿cómo estás??' Por fin he podido venir a visitarte. No te enfades conmigooooo.
Espero que te encuentres mejor, amiga. Es cierto que tuviste mala pata y "buena suerte" pues podía haber resultado peor el accidente.

En cuanto a lo del periodista es para denunciarlo, cosa que espero hayas hecho y también que hayas puesto una denuncia al ayuntamiento por no tener bien señalizado el lugar. ¡Ya está bien que nos tomen por tontos!!!
¿Ese periodista te conoce para decir eso, con lo ágil que tú estás? Vamos, vamos... Que se piense bien antes de escribir.

Amiga, ya he publicado el final de la novela. Espero que puedas pasar a leerlo, de todas formas no lo quitaré en unos días y tendrás tiempo!

Un abrazo grande
Conchi

loli dijo...

¡Puf... Sabela, que mala suerte! deseo te recuperes pronto para que te puedas mover y seguir enviandonos los reportajes de tus andanzas por la terriña. Un fuerte abrazo.

Sabela dijo...

Muchas gracias a las seis, sigo mal y no puedo estar mucho delante del ordenador.
Abrazos.

DRIADA dijo...

¿edad y peso? eso dijo???? jolinnnn!!!

Cuanto lo siento Sabela seguro que sí , que pasarías un mal momento ... y ahora hasta que te pongas bien quietecita .

Venga ánimo que en breve vuelves a las actividades
Un beso , un abrazo y cuidate mucho

Sabela dijo...

Me gusta leerte Driada...
Abrazos.