miércoles, 18 de mayo de 2011

El Río Sil

Después de visitar la Alfarería de Bonxe, paramos a comer a las afueras de Monforte de Lemos, sitio tranquilo, agradable a la vista y de buena comida.

El Río Sil aparece a nuestros pies en las primeras horas de la tarde,

la mayoría pensábamos que la visita sería en catamarán, pero por problemas, de momento no se navega y nos tuvimos que conformar con ver uno desde "O Mirador do Duque", enfrente está un embarcadero que corresponde a la provincia de Ourense,

el Sil sigue su curso separando a las dos provincias gallegas Ourense y Lugo,

nosotros volvemos caminando al lugar en donde se quedó el autocar para llevarnos a un nuevo mirador,

por el camino vemos cierres de fincas poco corrientes, algunas de las piedras empleadas para hacerlos, entre otras, semejan mármol,

lavanda silvestre es la tentación para muchas que arrancan plantas con el único fin de que crezcan en sus casas,

la vegetación del lugar alegra la vista,

de nuevo a nuestros píes el Sil, después del traslado en autobús y vuelta a caminar llegamos a un nuevo mirador "Pena do Castelo",

a vista de pájaro se puede ver una bodega y los viñedos, el terreno tiene una especie de peldaños, son los bancales en donde se plantan las vides y al fondo el río sigue,

los atrevidos subimos a lo más alto, el espectáculo indescriptible,
la bajada un tanto vertiginosa, había que hacerlo por este sendero especie de escalera de piedra, necesité el brazo amigo de una chica..., no tengo vértigo, pero lo sentí...

había que esperar por los que todavía estaban en lo alto, desde allí casi se podía tocar el cielo,

otro traslado en autocar y más caminar nos llevaría a un tercer mirador,

desde el de "Cadeiras",

y, con ayuda del zoom nos acercamos, como imán que nos atrae, una vez más al Sil

pero también a la belleza de la montaña,

y al brezo que crece en abundancia.
Es difícil transmitir la belleza del lugar, sé que no fui capaz de hacerlo, pero hoy existen medios que os acercarán a nuestra maravillosa y única "Ribeira Sacra".
Para finalizar este viaje, tengo otra tercera parte, la visita a una bodega que pondré en breve.
Abrazos.

13 comentarios:

reser dijo...

Sabela, que bonito viaje hiciste!. que hermosas vistas! Desde luego tu tierra es preciosa,tuve oportunidad de comprobarlo.
Como siempre cámara en mano haces unas fotos maravillosas.
Fuertes abrazos
Roser

DRIADA dijo...

Lo primero darte las gracias por la flor .
Que envidia de paisajes Sabela , esas fotos han captado belleza y más belleza ... y el brezo florido??? me encantaaaaa!!!
Fíjate que una vez ilusa de mi pretendí que creciera en el jardín,¡gravisimo error el mio!, por el clima y por lo silvestre , pero me encantaaaa.
Me voy a ver la entrada anterior ..... ahora que tengo un ratillo

Piedad dijo...

Sin duda fue un paseo maravilloso y te creo al decir que no se puede explicar con palabras la belleza exsistente, ya que a mí me pasa lo mismo cuando voy de excursión, que me gustaría poder expresar lo que percivo y no tengo palabras... Por eso te comprendo y me imagino lo bonito que debe ser el paisaje.

Abrazos.

María dijo...

Sabela,
Me paso únicamente para preguntarte que tal estás.
Me acaba de contar mi hermana lo de tu "pequeño" incidente durante el paseo por la muralla.
Espero sinceramente que no halla sido nada grave y que te encuentres bien.

Besos!

rosa mis vivencias dijo...

Hola sabela;
Por María he querido entender que tuviste un pequeño percance, espero que no sea nada importante.
La excursión tuvo que ser interesante, las fotos lo dicen todo, gracias a ellas, vivimos junto a ti una pequeña parte de ese día tan prometedor.
Un abrazo.
Rosa.

Sabela dijo...

Roser a mí también me gusta y disfruto contemplando el verde, ya sabes que es mi color preferido.
Abrazos.

Sabela dijo...

Y qué bien se combinan entre ellas las flores, observas un monte y es un descansar la vista, armonía en un cuadro creado por la naturaleza. ¿Sabes Driada? ese brezo que no quiso quedarse en tu jardín no quiso saber lo que era crecer mimado.
Abrazos.

Sabela dijo...

Gracias por venir Piedad y dejar tu huella, ¡me encanta!, admiro tu gran sensibilidad...
Abrazos.

Sabela dijo...

¡Gracias María! antes de nada decirte que os eché de menos cuando llegaron l@s demás, pregunté y ya me dijeron que teníais mucho trabajo.
Tuve mala suerte, pues el comienzo de la actividad me gustó, pero que se le va a hacer...
Tengo la pierna fastidiada, muy hinchada y me duele. No contesté antes porque paso el rato con la pierna en alto y alejada del "teclas"
Abrazos.

Sabela dijo...

¡Hola Rosa! Ya sabes que continúo siendo del Club de lectura del Xograr, este trimestre les tocaba venir a Lugo y la actividad era con el IES que fuera a Sarria y otro más de Monterroso. Leímos un libro en Gallego, su historia ocurría en La Muralla y su autor nos acompañaba, al poco de empezar y pasar por una zona de tablas que cubría unas escaleras interiores descubiertas hace poco, una tabla cedió y me quedé allí con la pierna atrapada sin poderla sacar, fueron momentos de angustia, no tengo nada roto, pero me duele mucho y la tengo muy hinchada.
Abrazos.

rosa mis vivencias dijo...

Sabela, siento mucho lo de tu accidente, espero que no sea nada importante y, te recuperes pronto para poder seguir con tus numerosas actividades.
Muchas gracias por comunicármelo.
Ánimo!!!!
Un fuerte abrazo.
Rosa.

Conchi dijo...

Querida amiga, menos mal que lo de la pierna te pasó después de hacer este maravilloso viaje. Un día de senderismo completísimo y qué valiente con subir hasta arriba!!! Las fotos son geniales y ver ese paisaje en vivo y en directo debío de ser emocionante. Tú pudiste hacerlo. Siempre tenemos que dar gracias... ya sabes...

Ahora, como tienes que hacer reposo, tendrás que inventarte otras actividades: ¿escribir poemas? ¿hacer ganchillo? ¿escribir tus memorias...?

Mucho ánimooooooooooooooooooooo

Un abrazo grande
Conchi

Sabela dijo...

Rosa y Conchi casi os olvido, pero aqui estoy para daros las gracias por dejar estas palabras que tanto bien me hacen, desde luego sería una pena no poder hacer el viaje, ya me llegó con lo que perdí de hacer en este final de curso.
Abrazos.