jueves, 10 de noviembre de 2011

¡Hasta pronto!

Vuelvo en busca del otoño evidente,

reinicio el paseo en donde lo dejé, en la entrada al "parque", no hace falta decir más, así se llama familiarmente al "Parque de Rosalía de Castro" de Lugo,

árboles centenarios me recuerdan que mi infancia está ligada a él,

lo mismo mi juventud y aunque de distinta forma también lo está ahora mi madurez.

Un palomar curioso que sirve de tejado

a la representación en relieve de un mapa físico de la península ibérica,

cerquita, este rincón acogedor y al fondo hay una zona infantil,

al otro lado las enredaderas cubren un pozo ornamental,

un poco de color lo dan los pensamientos.

En esta fuente central confluyen todos los paseos o calles del parque,

sigo el que me lleva al estanque de aves acuáticas y que hoy está vacío,

cruzo este pequeño puente sobre el estanque

y la soledad del agua hace que recuerde a patos y cisnes, hubo obras y los retiraron, pero me pregunto ¿por qué no los vuelven a traer? y a otras aves que anteriormente desaparecieron...
Desde el mirador aún se puede ver los últimos vestigios de las casetas que se ponen para ir a comer el pulpo durante las fiestas de San Froilán, en el medio existe una escalinata que comunica esta parte alta con la de abajo, una gran arboleda continúa por las llamadas cuestas del parque,

desde la pérgola la vista es espectacular y se divisa el cauce del río Miño.

No podía faltar un templete o "Palco para la Música",

como tampoco el picotear de las palomas,

el crecer de hongos en la parte más húmeda o los montones de hojas por el suelo,

ni tampoco entre la frondosidad del lugar, un monumento al Alcalde D. Ángel López Pérez impulsor de la creación de este parque.

Distinto en esta época

puedo apreciar el colorido del otoño, ese que buscaba cuando empecé el paseo,

pero otras imágenes pueden llamar mi atención, desde siempre lo hacen las raíces de estos gigantes que asoman a la luz
o unas rosas tardías que esperan para saludarme y decirme un ¡hasta pronto!...
Abrazos.

12 comentarios:

loli dijo...

Y...no solo "para comer, Lugo" si no para visitar,patear, admirar, y sobre todo,tener buenas amigas como tú,
Buen fin de semana. Besos

reser dijo...

OOOh Sabela, que preciosidad de parque e imágenes. Nos has llevado de tu mano por un paraje esplendido, he gozado muchísimo. Algún día espero pasearme por él. Gracias por compartir este bonito recorrido.
Hasta pronto. Abrazos
Roser

Piedad dijo...

Hola, Sabela. he paseado contigo por este parque y me he sentido tan cerca de ti y de él... que me parece oír el movimiento de las hojas al caer de los árboles... y a lo lejos, el murmullo del cauce del río... ¡Precioso paisaje!

Te mando un fuerte abrazo.

rosa mis vivencias dijo...

Que te digo que no te hayan dicho, pues que me encanta ver tu buen gusto al hacer las fotos y, sobre todo con los montajes tan bonitos que haces, gracias a estas lindas imágenes, puedo imaginar el lugar por donde te mueves para conseguirlas.
Abrazos.
Rosa.

Conchi dijo...

Querida Sabela, al ver tus fotos y leer tus palabras me transporté en el tiempo y me sentí paseando a tu lado. Siempre recordaré aquel día en qu nos encontramos en ese parque. Esos árboles centenarios, las flores, las vistas del río, los patos en el estanque, tu voz contándome la historia de cada rincón. ¡¡Ufff, aún me parece mentira!!! Y aquella noche de risas y más risas...

Amiga, a veces hacemos cosas que ni nosotras sabemos explicar. Nunca me arrepentiré de haber atravesado España para conocerte a ti ya tu familia y pasear por esa hermosa ciudad.

Mi abrazo grande para ti y los tuyos.
Conchi

Driada dijo...

Hola Sabela
Precioso paseo por el Parque.
Por fin ya se empieza a notar el otoño y por esas tus tierras los colores son realmente espectaculares aunque por las mias parece que la lluvia se anima y eso está muy bien.
Y por lo que te he leido , tú estás bien y yo me alegro mucho.
Un abrazo

Sabela dijo...

Gracias Loli eres un encanto.
Abrazos.

Sabela dijo...

Espero acompañarte Roser en el paseo por el parque.
Abrazos.

Sabela dijo...

Piedad yo también te siento muy cerca.
Abrazos.

Sabela dijo...

Gracias Rosa por tus palabras, en momento bajos siempre vienen muy bien.
Abrazos.

Sabela dijo...

Conchi yo tampoco puedo olvidar ese tiempo que viví a tu lado y no hay día que cualquier sitio, edificio, calle... no me acerque a ti, en la siguiente entrada verás las terrazas de la "Praza Maior" ¿te acuerdas?...
Abrazos.

Sabela dijo...

Tienes razón Isabel el color del otoño en mi tierra es muy especial...
Por otra parte te diré que no estoy bien, en la rodilla tengo rotura de menisco interno, además noto que me está entrando el decaimiento...
Abrazos.